Dr. Juan Carlos Iannicelli
banner
292 visitas Publicada: 02/08/15

TOXICOS AMBIENTALES

RIESGOS Y PREVENCIÓN.

FTALATOS:

INTRODUCCIÓN: Si bien muchos trabajos han estudiado los efectos tóxicos de los ftalatos en animales, un número creciente de estudios, han evaluado la asociación entre la exposición prenatal o postnatal a ftalatos y el desarrollo neuroconductual en los seres humanos. En un estudio realizado en la ciudad de Nueva York, mayores concentraciones de metabolitos urinarios prenatales de ftalatos de peso molecular (PM) bajo y alto, fueron vinculados a disminución en el desarrollo motor y mental, y a un aumento de las probabilidades de la internalización de los problemas de conducta a los 3 años de edad  (Whyatt et al., 2012). En otra cohorte seguida desde el nacimiento, los niveles urinarios de ftalatos prenatales de bajo PM, se asociaron con mayores probabilidades de un comportamiento llamativo,como agresividad, problemas de conducta y problemas de atención en niños de 4-años de edad,

Los ftalatos son un grupo de productos químicos utilizados como plastificantes, (Un disolvente, añadido a una resina), que proporcionan flexibilidad y durabilidad a los plásticos, tales como cloruro de polivinilo (pvc).
Los plastificadores o plastificantes para plásticos son aditivos, casi siempre ftalatos que dan a plásticos duros como el PVC la flexibilidad y durabilidad deseadas
Casi el 90% del mercado de plastificante es PVC, dando a este material  mejora de la flexibilidad y durabilidad. Los ftalatos en forma pura son generalmente líquidos claros, algunos con olores dulces débiles y  de color amarillo pálido.
Los plásticos que contienen ftalatos se usan comúnmente en aplicaciones que incluyen materiales de construcción, ropa, cosméticos, perfumes, envases de alimentos, juguetes y productos de vinilo.

Los ftalatos se utilizan en una amplia gama de productos comunes, y se liberan fácilmente en el medio ambiente. Aunque no existe un enlace covalente entre los ftalatos y el plástico, están unidos físicamente como resultado del proceso de calentamiento usado para hacer los artículos de pvc. Pueden ser removidos sólo por la exposición al calor intenso o el uso de disolventes fuertes. Sin embargo, la gente está expuesta a los ftalatos, y la mayoría de los estadounidenses examinados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) tienen metabolitos múltiples, de ftalatos en su orina.
Los ftalatos tienen vidas medias biológicas cortas, con la mayoría de los metabolitos eliminados dentro de las 24 horas (Wittassek y Angerer 2008). Una vez absorbidos, los ftalatos se metabolizan rápidamente en monoésteres, y estos pueden someterse por otras transformaciones en metabolitos oxidativos más hidrófilos; los que se eliminan principalmente por orina (Heudorf etal.2007).
Ciertas exposiciones prenatales a ftalatos, pueden disminuir el desarrollo mental y motor del niño y aumentar comportamientos de internalización (ansiedad-depresión y retraimiento).

La exposición a ftalatos puede ser a través de la utilización directa o por medios indirectos a través de lixiviación, al llevarse los productos plásticos a la boca, y la contaminación del medio ambiente en general. (La lixiviación es un proceso por el cual se extrae uno o varios solutos de un sólido, mediante la utilización de un disolvente líquido. Ambas fases entran en contacto íntimo y el soluto o los solutos pueden difundirse desde el sólido a la fase líquida, lo que produce una separación de los componentes originales del sólido).
La dieta se cree que es la principal fuente de di (2-etilhexil) ftalato (dehp) y otros ftalatos en la población general. Algunos ftalatos se consideran como disruptores endocrinos, con propiedades anti-androgénicos, bien referidos en ratas expuestas prenatalmente.
Disruptores endócrinos ambientales: Son sustancias de nuestro medio ambiente, alimentos, y productos de consumo que interfieren con la biosíntesis hormonal, el metabolismo, y su acción  resulta en una desviación de control homeostático normal de la reproducción.
Otros lo definen como: Disruptores endocrinos son compuestos del medio externo que imitan o bloquean las hormonas endógenas. En otras palabras, se comportan como señales biológicas y, como tal, puede ser malinterpretado por el organismo.

Los ftalatos han recibido tanto la atención de los medios, como  de los investigadores,  debido a su uso en numerosos productos de consumo, y la exposición medible (orina) en las mujeres embarazadas, los bebés y los niños, debido al potencial de afectar negativamente el desarrollo humano normal.  


Los alimentos grasos como la leche, la mantequilla y las carnes son una fuente importante. Estudios en roedores expuestos a determinados ftalatos, a dosis altas ha demostrado que cambian los niveles hormonales y causar  malformaciones congénitas.
Los ftalatos se liberan fácilmente en el medio ambiente, en general, no persisten en  aire libre debido a la biodegradación, fotodegradación, y la degradación anaerobia. Las concentraciones en aire libre son más altas en las áreas urbanas y suburbanas que en las zonas rurales.     

Debido a que los aditivos de ftalato no están unidos químicamente a la matriz polimérica, por lo general se emiten lentamente de los productos que los contienen,  al aire u otros medios.  

Aunque algunos ftalatos han sido prohibidos en los juguetes para niños, una investigación reciente revela que los niños pueden estar expuestos a los productos químicos “plastificantes”, cuando la funda del vinílica del colchón de la cuna, emiten ftalatos al aire en respuesta al calor.
Después de que 6 tipos de ftalatos fueron prohibidos por ley en juguetes en el año 2008 debido a problemas de salud, incluidos los problemas reproductivos, así como los riesgos de asma y alergia, los fabricantes de los sustituyeron por otros tipos de ftalatos de toxicidad desconocida.   

Productos para el cuidado del bebe: Se investigó la relación entre las concentraciones de metabolitos de ftalato en la orina infantil, y el uso materno informado de productos de cuidado infantil aplicados por vía dérmica. La exposición del lactante a loción, talco, y champú se asociaron significativamente con el aumento de las concentraciones urinarias de ftalato de monoetilo, ftalato de monometilo, y ftalato monoisobutyl respectivamente, y las asociaciones aumentaron con el número de  productos utilizados. Esta asociación fue más fuerte en los niños pequeños, que pueden ser más vulnerables a la toxicidad por el uso de ftalatos, sobre el desarrollo y salud reproductiva, dada la capacidad de su sistema metabólico inmaduro y aumento de la dosis por unidad de área de superficie corporal.

Cobertores de vinilo: Como primer paso en la evaluación del riesgo potencial de estas alternativas de ftalatos, los investigadores midieron la cantidad de productos químicos, que se libera de los cobertores de colchones de vinilo, para cunas, a diferentes temperaturas en una cámara especialmente diseñada y estimaron la cantidad que podrían inhalar los bebés. Ellos encontraron que los aumentos de temperatura en el colchón, a partir del calor del cuerpo de un bebé, podrían aumentar significativamente las emisiones de ftalato emitidos de la funda del colchón, el aumento de la concentración en la zona de respiración del bebé fue 4 veces la de la general del aire ambiente. La zona de respiración consiste en el espacio de aire que rodea a un bebé dormido, con un área de sección transversal inferior que cubre el colchón.   

Tales concentraciones podrían exponer a los bebés a  altos niveles de ftalatos, porque respiran más aire que los adultos en relación con su peso corporal.
Plastificantes de ftalatos y sus alternativas se encuentran en la fundas de colchones de cunas. Para investigar la emisión de diversos ftalatos en interiores de hogares, se seleccionaron las temperaturas de 25 y 36°C. El aumento de temperatura en este rango es razonable y pertinente, teniendo en cuenta que la radiación solar a través de vidrios y los efectos indirectos del cambio climático puede ocasionar tales elevaciones de temperatura en ambientes interiores. Los aumentos de temperatura pueden aumentar en gran medida las emisiones de ftalatos, y por lo tanto elevarlo a niveles críticos.
Cuando el niño está en un colchón, la concentración de ftalatos derivados, en zona de respiración del bebé fue varias veces mayor que en el aire de la habitación. Se sugiere que, debido a su estrecho contacto con el colchón, los niños son propensos a estar expuestos a concentraciones de ftalato más altas que otros ocupantes de la habitación.

Otras fuentes:
Ftalatos se encontraron en las muestras de alimentos envasados en plástico, y la presencia de ftalatos se atribuyó a los residuos de plástico de los envases, o de guantes de plástico utilizados en el envasado de los alimentos.

La probabilidad de exposición de los niños a los ftalatos es bastante alta, ya que los ftalatos son los plastificantes que pueden filtrarse fuera de cloruro de polivinilo, y otros productos de plástico ampliamente utilizado en los EE.UU. Los niños de 3 a 12 meses están en mayor riesgo de exposición a los ftalatos por lixiviación de los juguetes de plástico al llevárselos a la boca.

Cuantificar la exposición de los niños a partir de la introducción en la boca de los juguetes, ha sido difícil por muchas razones, pero la exposición es probable que sea baja. Muchos fabricantes han dejado voluntariamente el uso de ftalatos en las tetillas, mordedores y sonajeros; y muchos comerciantes se niegan voluntariamente a vender este tipo de productos si contienen ftalatos.
La Food and Drug Administration (FDA) insta a un uso cuidadoso de los envases de plástico para calentar comida en el microondas. Las recomendaciones incluyen: 1) una envoltura de plástico para microondas debe colocarse sin apretar sobre los alimentos para que el vapor pueda escapar, y no debe tocar directamente el alimento; 2) recipientes contenedores de comida para llevar, de los restaurantes y envases de margarina, no deben utilizarse en el microondas; y 3) recipientes que contienen comidas preparadas para microondas, deben ser descartados después de usarlos, porque son para usarlos una sola vez.
Los ftalatos han sido asociados con: retraso en el crecimiento físico, alteraciones del neurodesarrollo, disminución del cociente intelectual, alteraciones del desarrollo genital y puberal.

Estos ftalatos se han demostrado en estudios en animales afectar el desarrollo del sistema de reproducción en la descendencia masculina, conocida como el 'síndrome de ftalato', incluyendo por ejemplo, distancia anogenital acortada, hipospadias y criptorquidia.

Otros estudios encuentran una asociación entre niveles altos de ftalatos en orina y déficit de atención y trastornos en el aprendizaje.Lo que sugiere una asociación entre la exposición a ftalatos y los trastornos del desarrollo infantil.

Los mecanismos biológicos que subyacen en la asociación entre ciertos ftalatos y trastornos del desarrollo infantil son inciertos. Una explicación biológica alternativa es que los ftalatos impactan el desarrollo del cerebro a través de sus efectos sobre la función tiroidea. Las hormonas tiroideas juegan un papel clave en neurodesarrollo y la función del hipocampo, el retraso o menoscabo de la diferenciación cerebral, y la disfunción del hipocampo a menudo resultan en déficits en el aprendizaje y la memoria en ratas, tales como problemas de memoria espacial.

Aunque es difícil evitar los productos que contienen ftalatos, con los que “convivimos” cotidianamente, en los niños habría que instaurar conductas para evitar el contacto permanente con estos tóxico, ya que sus consecuencias a largo plazo están bien establecidas.

 

recomendaciones PARA EVITAR LOS FTALATOS

Porque esta información está poco promocionada? Los intereses de las industrias tendrán algo que ver?

Plomo

Los efectos adversos a la salud resultante de la exposición al plomo en los niños, están bien descritas e incluyen déficits intelectuales y de comportamiento, por lo que la exposición al plomo es un importante problema de salud pública.

Tan considerable es este problema sanitario que entre 1991 y 1997, tanto la Academia Americana de Pediatría (AAP) como los Centro de control y prevención de enfermedades (CDC) recomiendan el screening universal, es decir, que todos los niños sean medidos para la concentración de plomo en sangre, preferentemente cuando tienen 1 y 2 añosde edad.
El plomo es un metal pesado, de bajo punto de fusión, de color gris azulado que se encuentra naturalmente en la corteza terrestre.
Sin embargo, rara vez se encuentra de forma natural como un metal. Por lo general se encuentra combinado con dos o más elementos para formar compuestos de plomo
Plomo y aleaciones de plomo se encuentran comúnmente en las tuberías, acumuladores, pesas, proyectiles y municiones, cubiertas de cables y láminas utilizadas para protegernos de la radiación. El mayorusodel plomoesen baterías de almacenamiento de autos y otros vehículos.
Los compuestos de plomo se utilizan como pigmento en pinturas, colorantes y esmaltes cerámicos y en la masilla. La cantidad de plomo que se usa en estos productos se ha reducidoen los últimos añospara minimizar el efecto dañino de plomo en las personas y los animales.

¿ EN QUE PERJUDICA LA EXPOSICIÓN AL PLOMO?

El plomo se encuentra comúnmente en el suelo especialmente cerca de las carreteras, casas, casas viejas, zonas mineras, instalaciones industriales, cerca de motores, incineradores, vertederos y sitios de desechos peligrosos. Las personas que viven cerca de sitios de desechos peligrosos pueden estar expuestas al plomo y los productos químicos que contienen plomo al respirar aire, tomar agua, comer alimentos, deglutir polvo o tierra que contienen plomo. Las personas pueden estar expuestas al plomo por el consumo de alimentos o agua potable que contiene plomo. El agua potable en las casas que contienen tuberías de plomo puede contener plomo, especialmente si el aguaes ácida o 'suave'.
Si uno no está seguro de si un edificio antiguo contiene tuberías de plomo, lo mejor es dejar que el agua corra  antes de beberla, para que cualquier plomo formado en las tuberías puede ser purgada.
Las personas que viven en las zonas donde hay casas antiguas que han sido pintadas con pintura con plomo, pueden estar expuestos a niveles más altos de plomo en el polvo y el suelo. Del mismo modo, las personas que viven cerca de carreteras con mucho tráfico o en tierra antiguas huertas donde se usaron pesticidas con arseniato de plomo en el pasado, pueden estar expuestas a niveles más altos de plomo.

Las personas también pueden estar expuestas al plomo cuando trabajan en puestos de trabajo donde se utiliza el plomo o que tienen aficiones en las que se usa plomo, tales como la fabricación de vidrios.
Los alimentos pueden contener pequeñas cantidades de plomo. Sin embargo, desde que soldadura de plomo ya no se utiliza en latas, muy poco plomo se encuentra en los alimentos. Vegetales de hoja frescos cultivados en suelos que contienen plomo puede tener polvo que contiene plomo en ellos.
El plomo también puede entrar en los alimentos si se ponen en la cerámica esmaltada incorrectamente o platos de cerámica y de artículos de vidrio de cristal con plomo.

El plomo también puede entrar en los alimentos si se ponen en la cerámica vidriada incorrectamente o platos de cerámica y de artículos de vidrio de cristal con plomo. Whisky ilegal fabricado en alambiques que contienen piezas soldadas con plomo (tales como radiadores de camiones) también pueden contener plomo. El humo del cigarrillo también puede contener pequeñas cantidades de plomo.
Algo de plomo que entra al cuerpo proveniente de la inhalación de polvo o productos químicos que contienen plomo. Una vez que el plomo entra en los pulmones, pasa rápidamente a otras partes del cuerpo por la sangre.

Los niños son más vulnerables al envenenamiento por plomo que los adultos. Los niños están expuestos al plomo durante toda su vida. Ellos pueden estar expuestos al plomo en el útero si la madre tiene plomo en su cuerpo. Los bebés pueden tragar plomo cuando amamantan, o comen otros alimentos, y beber agua que contiene plomo. Los bebés y los niños pueden tragar y respirar plomo en la suciedad, el polvo o la arena mientras juegan en el piso o suelo. Estas actividades hacen que sea fácil para los niños estar expuestos al plomo que los adultos.

La prevalencia de plumbemias ≥ 10 µg/dl (punto de corte normal) en la población pediátrica general varía de un país a otro; en algunos, se observa que es inferior al 2%, mientras que en otros supera el 80%. En un estudio realizado en La Plata (Argentina) estudio, la plumbemia en 93 niños de 6 meses a 5 años, la prevalencia fue 10,8% (cifras comparable a la de Estados Unidos en 1991), es decir, 1 de cada 10 niños que concurren al hospital a controles de salud, presentan plumbemias ≥ 10 µg/dl sin manifestaciones clínicas perceptibles al realizar un examen clínico de rutina, pero existe el riesgo de que sufran el impacto del plomo a largo plazo sobre la capacidad cognitiva, la conducta y el desarrollo.

La fuente de la mayoría de la intoxicación por plomo en los niños ahora es polvo y virutas de deterioro de la pintura con plomo, en las superficies interiores.

En los niveles de exposición al plomo ya vistos en los Estados Unidos, los efectos subclínicos en el sistema nerviosocentral (SNC) son los efectos más comunes. El efecto más estudiado es el deterioro cognitivo, medida por los tests de inteligencia. La fuerza de esta asociación y de su evolución en el tiempo se han observado a ser similares en múltiples estudios en varios países.

En la mayoría de los países, incluyendo los Estados Unidos, las concentraciones pico de plomo en sangre son aproximadamente a los 2 años de edad y luego disminuye sin intervención.

RECOMENDACIONES

1-  Proporcionar orientación preventiva a los padres de todos los bebés y niños pequeños acerca de la prevención de envenenamiento por plomo en los niños. En particular, los padres de los niños de 6 meses a 3 años de edad, deben ser conscientes de la conducta normal introducción en la boca y se deben determinar si sus hogares, sus trabajos o pasatiempos, constituyen un riesgo de toxicidad por plomo para su niño.
Informar a los padres que el plomo puede estar invisiblemente presente en el polvo y puede ser ingerido por los niños cuando se ponen las manos y los juguetes a la boca.  Importancia de la limpieza humeda y no la del barrido. 

2- Pregunte acerca de los riesgos de plomo en la configuración de la vivienda y el cuidado de niños. Pinturas con plomo en casas antiguas, cañerias de plomo, en nuestro medio:  desarrollo en el
hogar de actividades contaminantes, como recolección de metales para la venta, desarme de baterías, fundición y quema de cables.

3-  Screening: Los niños deben ser testeados al menos una vez a los 2 años de edad o, idealmente, dos veces, a 1 y 2 años de edad, a menos que la exposición al plomo se puede excluir con confianza. Los pediatras deben reconocer que la medición de la concentración de plomo en la sangre sólo a los 2 años de edad, cuando la concentración de plomo en la sangre por lo general alcanza el picopuede ser demasiado tarde para prevenir la exposición máxima.
Inicialmente la detección, por lo general al 1 año de edad, se debe considerar cuando es probable la exposición. Una concentración sanguínea baja en un niño de 1 año de edad, no impide la elevación más tarde, por lo que la prueba debe repetirse a los 2 años de edad.    

4-  Tener en cuenta de los grupo de riesgo especiales que prevalecen, niños que provienen de sitios donde no se han actualizado las medidas preventivas contra el plomo, o los niños cuyos padres trabajan con plomo o polvo de plomo en su ocupación o pasatiempo y, por supuesto, los que viven en, visitan, o trabajan en casas antiguas.

 

Como siempre los pediatras debemos, a través de la información y consejos a la familia, tratar de evitar o disminuir los efectos de estos tóxicos ambientales en nuestros pacientes.

La preocupación creciente en muchos países del primer mundo por estos contaminantes, a través de difusión, reglamentación en la fabricación de productos, prohibiciones para su uso; nos alerta de su importancia y los hace un problema de salud pública.