Dr. Juan Carlos Iannicelli
banner
3121 visitas Publicada: 01/01/13

QUISTE DE RETENCIÓN MUCOSA: MUCOCELE

 

Ránula y  Épulis.

Los quistes mucosos son comunes. Son indoloros, pero pueden ser molestos, debido a que es una de las protuberancias presentes en la boca, más apreciadas como un cuerpo extraño. 

Los quistes mucosos son inofensivos; sin embargo, sin tratamiento, se pueden organizar y formar una protuberancia permanente en la superficie interna del labio.
Se denominan ránula cuando se presentan en el piso de la boca y épulis cuando aparecen en las encías.
A diferencia de otros mucoceles, épulis ránula frecuentemente requieren la extirpación quirúrgica para evitar la incomodidad y complicación adicional.

 

Ránula oranita”, es el término dado a mucoceles, localizados dentro del piso de la boca,es un quiste benigno, mucoso.
Esta variedad de mucocele es típicamente más grande y causada por la extravasación de mucina de la glándula sublingual, o menos comúnmente las glándulas submandibulares conducto salival o, glándulas menores del el piso de la boca.En niños, el diagnóstico diferencial principal incluye malformaciones vasculares como linfagiomas, abscesos infecciosos, y tumores de tejido blandos. 
La histología es similar a mucoceles localizados en otro lugar en la cavidad oral. Clínicamente, las ránulas aparecen como una tumoración azul, son hinchazones fluctuantes en el suelo de la boca, laterales a la línea media.

 


Épulis

Épulis congénito o tumor gingival de células granulares, es un raro tumor benigno del tejido blando que aparece exclusivamente en recién nacidos. Las mujeres son más afectadas que los hombres (8:1 a 10:1). Estos suelen presentes al nacer,  como una masa pediculada en la mucosa alveolar mandibular premaxilar o con nódulos solitarios o múltiples.
Épulis, también se conoce como un tumor gingival congénito de células granulares debido a sus características histológicas.
El épulis se encuentra en la cresta maxilar, principalmente como tumores únicos, y rara vez como tumores múltiples


La regresión espontánea del épulis congénito se ha informado en algunos casos. Sin embargo, la escisión quirúrgica se indica en general debido a la interferencia con la alimentación o la respiración. La recurrencia del tumor después de la cirugía no se ha informado todavía.

Histológicamente, estos tumores benignos se componen  grupos de células poligonales que contienen núcleos redondos, pequeños con citoplasma abundante, grueso granular. Una fina red vascular entre las células granulares representa su tendencia a sangrar. 
El saco se puede formar alrededor de perforaciones o pírsines,  que se han insertado dentro de los labios o la lengua.
Tratamiento
El tratamiento depende del tamaño del tumor, y la presencia de síntomas obstructivos. Las lesiones pequeñas, asintomáticas pueden ser observadas hasta que se produce una regresión espontánea. Las lesiones más grandes que interfieren con la alimentación o la respiración, deben ser extirpadas quirúrgicamente bajo anestesia local o general.