Dr. Juan Carlos Iannicelli
banner
101 visitas Publicada: 08/13/15

DESAYUNO ABUNDANTE EN PROTEINAS EVITA EL AUMENTO DE LA GRASA CORPORAL EN ADOLESCENTES CON SOBREPESO.

El desayuno con muchas proteínas también mejora el control glucémico de los adolescentes.

Los investigadores -BAUER , 2015- compararon los beneficios de consumir un desayuno normal en proteínas con un desayuno rico en proteínas y encontraron que el desayuno alto en proteínas - que contenía 35 gramos de proteínas - impedido ganancias de grasa corporal.
Investigaciones previas han demostrado que, aproximadamente el 60 % de los jóvenes habitualmente omiten el desayuno, hasta cuatro veces a la semana. Aunque los expertos en salud recomiendan el desayuno como una estrategia para reducir la probabilidad de obesidad  individual, pocas investigaciones han examinado si las caracteristicas del desayuno consumido juega un papel importante en la salud y el peso.
Un grupo de investigadores comparó los beneficios de consumir un desayuno con un contenido de proteínas normal vs. un desayuno rico en proteínas, y encontró que el desayuno rico en proteínas - que contenía 35 gramos de proteínas – evitó  ganancias de grasa corporal, reduce la ingesta diaria de alimentos, mejoró la sensación hambre, y estabilizó los niveles de glucosa, entre los adolescentes con sobrepeso que normalmente se saltan el desayuno.
El desayuno normal era leche y cereales, con una concentración normal de proteínas y contenía 13 gramos de proteína. Las comidas de desayuno con “alta proteína” incluyen huevos, productos lácteos y carne magra de cerdo que contenían 35 gramos de proteína.
 


Los participantes en los grupos fueron instruidos para reportar la sensación de hambre y sus ingestas diarias de alimentos y bebidas. El peso corporal y la composición corporal, se midieron al inicio y al final de un período de 12 semanas. Los participantes tambien llevaban un dispositivo que evaluaba los niveles de glucosa-minuto-a-minuto durante todo el día.
Las fluctuaciones en los niveles de glucosa están asociados con un mayor riesgo de diabetes tipo 2 entre los jóvenes, que puede hacer que las complicaciones de salud asociados con el aumento de peso, sea más graves.
En general, las personas establecen los comportamientos alimentarios durante sus años de adolescencia. Si los adolescentes son capaces de desarrollar buenos hábitos de alimentación ahora, como un desayuno adecuado, es probable que continúe el resto de sus vidas.

 L B Bauer. A pilot study examining the effects of consuming a high-protein vs normal-protein breakfast on free-living glycemic control in overweight/obese ‘breakfast skipping’ adolescents. International Journal of Obesity, 2015; DOI: 10.1038/ijo.2015.101.

Contenido de proteínas en lácteos.

La concentración de proteína en la leche varía de 3.0 a 4.0% (30-40 gramos por litro).
Quesos bajos en sodio como el parmesano tiene el récord de tener el mayor aporte proteico con 41,6 gramos cada 100 gramos. Este es seguido por los quesos partisanos regulares con 35,8 gramos de proteína por 100 gramos.
Otros quesos como el romano, mozzarella, y Suizo aportan alrededor de 28 a 30 gramos de proteína por porción de 100 gramos.    
En menos cantidad el queso crema o queso para untar, proporcionan solo 16 gramos cada 100 gramos.
El yogurt contiene 3,42 g de proteínas por cada 100 gramos del producto.