Dr. Juan Carlos Iannicelli
banner
79 visitas Publicada: 02/27/18

CONTAMINACIÓN BACTERIANA DEL ESTETOSCOPIO

UNA MEDIDA DE CONTROL PARA INFECCIONES INTRAHOSPITALARIAS

Se estima que aproximadamente de 6–14% de los pacientes que ingresan a un hospital pueden desarrollar una infección nosocomial. Así mismo, datos estadísticos indican en Estados Unidos, cerca de 90.000 pacientes mueren al año a causa de estas infecciones. La transmisión de infecciones en el hospital, de equipos médicos contaminados y trabajadores de la salud, es un problema importante.

La higiene de manos es una práctica de seguridad recomendada por las guías hospitalarias en todo el mundo, aunque los médicos en particular, no las cumplen en forma apropiada . Los dispositivos médicos, si no se esterilizan/desinfectan adecuadamente, pueden transmitir microorganismos de un paciente a otro.

Como las manos, los estetoscopios (del griego, “stéthos” que significa pecho, y “skopé” que significa examinar), pueden transportar patógenos de paciente a paciente. Al igual que las manos, los estetoscopios se pueden descolonizar efectivamente con alcohol.

Así como la preocupación por el lavado de manos es muy conocida y difundida, no existe una inquietud similar de que los estetoscopios puedan transmitir agentes infecciosos, que podrían dar lugar a una infección asociada a la atención médica. El estetoscopio, es el símbolo del cuidado de la salud, es uno de los dispositivos médicos  más utilizados por casi todos los trabajadores de la salud y estudiantes. Los estudios muestran que, los estetoscopios tenían la misma probabilidad de estar contaminados después del uso en pacientes, con Staphylococcus aureus resistentes a la meticilina, al igual que las manos del personal que había estado en contacto con el paciente.

QUE SE CONTAMINA EN UN EXAMEN MÉDICO?

El contacto indirecto con el entorno contaminado del paciente, o los dispositivos médicos, se ha asociado con la transmisión de patógenos nosocomiales y proporciona la base para la implementación de recomendaciones de higiene/aislamiento basadas en la transmisión.

Después de un único examen, la región más fuertemente contaminada en términos de recuento de colonias aeróbicas total; fue la yema de los dedos seguida del diafragma del estetoscopio. Los niveles de contaminación de las eminencias tenar e hipotenar fueron comparables.

La higiene de manos ha recibido tradicionalmente mucha más atención que la higiene del estetoscopio, pero los datos de microbiología han demostrado que la contaminación del estetoscopio después de un solo examen, es comparable a la de la mano dominante del médico.

CON QUE BACTERIAS SE CONTAMINA?

Aunque la mayoría de los organismos aislados en estos estudios se consideraron no patógenos, un porcentaje significativo de los aislamientos fueron potencialmente patógenos.

En varios estudios la mayoría de las bacterias cultivadas eran flora cutánea normal, como estafilococos coagulasa negativos. Pero en un  20% de los estetoscopios, crecieron S. aureus, alguno resistente a la meticilina. También se aislaron especies de Enterococcus, y Enterobacter aerogenes.  Se analizaron un total de 184 placas de cultivo que muestran el antes y después de 92 estetoscopios. La muestra consistió en estetoscopio de: enfermeras (39%), residentes (30%), médicos asistentes (15%), profesores (13%) y estudiantes de medicina (3%).

La buena tolerancia a las condiciones de desecación y carencia de nutrientes de Staphylococcus spp y Enterococcus spp, permite que sean importantes contaminantes de superficies.

Otros estudios señalan que además de Staphylococcus spp y Enterococcus spp, los principales agentes aislados en los estetoscopios, se ha aislado a más de 10 especies diferentes, como Corynebacterium spp, Bacillus spp, Micrococcus luteus, Neisseria spp, Candida spp y varias especies de bacilos gramnegativos, los que se encuentran en un 80% en los estetoscopios de médicos. También fueron aisladas cepas de C. diffcile y Pseudomonas aeruginosa en cultivos procedentes de los estetoscopios.

La implicación de estos hallazgos es que el estetoscopio podría ser un vector que desempeña un papel importante en la transmisión de microorganismos potencialmente patógenos, así como en la propagación de cepas resistentes a los antibióticos en el entorno hospitalario.

Los métodos de limpieza recomendados, como frotamiento del diafragma con la mano y alcohol; y limpieza con hisopo + alcohol, redujeron efectivamente la colonización de S. aureus.

Evidencia de la implicación del estetoscopio en brotes de Infección

El estetoscopio puede ser el vector de gérmenes, desde el mismo a pacientes internados o ambulatorios.

Algunos estudios lo demuestran:

Una investigación sobre un brote de  infecciones por Klebsiella pneumoniae en una unidad de cuidados intensivos

neonatales, identificó la misma cepa del brote en tres estetoscopios. Por otro lado, la identificación de igual cepa de

K pneumoniae durante la toma de muestras ambientales sugiere que otras transmisiones habrían sido posibles y

señala insuficiencias en el sistema de medidas de control de infecciones.

COMO PODEMOS MINIMIZAR LA CONTAMINACIÓN?

Se han propuesto estrategias para disminuir la transmisión de infecciones por estetoscopios, incluido el uso de estetoscopios desechables, especialmente para entornos clínicos de alto riesgo, y el uso de una membrana de silicona descartable, sobre la cabeza del estetoscopio para crear una barrera profiláctica.

Si bien estas estrategias podrían minimizar el riesgo de transmisión de infecciones por estetoscopios, son inaccesibles para la mayoría de los trabajadores de salud y centros de salud en los países en desarrollo.

En cambio, los hospitales deberían desarrollar programas y protocolos más rigurosos para la desinfección del estetoscopio como un estándar de cuidado.

Diversos estudios concluyen que la desinfección del estetoscopio con alcohol isopropílico elimina hasta 99% de

las bacterias, por lo que existe una clara oportunidad para aportar a la prevención de las  infecciones asociadas a la

atención de salud, interviniendo a través de la implementación de medidas sencillas, económicas y operativas al

corto plazo, recomendando la limpieza del estetoscopio.

Abordaje a la desinfección de estetoscopios: desinfectantes y métodos de desinfección

Los desinfectantes hospitalarios registrados de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, como el alcohol etílico o isopropílico (70-90%) son los agentes recomendados para la desinfección de dispositivos médicos no críticos.

La combinación de la higiene de manos y la limpieza del estetoscopio, hisopos de alcohol, alcohol en gel, o toallitas desinfectantes, ayudan a disminuir sensiblemente la infección hospitalaria.

Otra metodología fue: mientras el producto de alcohol todavía estaba en sus manos, los participantes frotaron el diafragma de sus estetoscopios, esta forma de desinfección fue menos eficiente que la limpieza con un 'paño'  humedecido en alcohol.

La limpieza con un paño humedecido en alcohol es actualmente considerado el método de elección para la desinfección del estetoscopio.

Los médicos o personal hospitalario, suelen llevar los estetoscopios alrededor del cuello o en maletines y llevarlos a los hogares también. También es necesario explorar la posibilidad de la transmisión de organismos de hospitales a hogares y viceversa, con la diseminación de microorganismos a los miembros de sus familias.

Los investigadores consideran que la higiene del estetoscopio debe incluirse en todas las iniciativas de higiene de manos del hospital.  

Cuando hay resistencia demostrable y apatía entre muchos trabajadores de la salud hacia los esfuerzos para integrar la higiene de manos a la práctica diaria, la introducción de otra circunstancia  para la higiene puede simplemente restar valor a los esfuerzos actuales centrados en la higiene de manos. Sin embargo, a pesar de la poca evidencia que relaciona la contaminación del estetoscopio con infecciones nosocomiales, el grado de contaminación de los estetoscopios y la probabilidad de transferencia de organismos a los pacientes se ha establecido claramente, y la evidencia apunta a la necesidad de descontaminación del estetoscopio entre paciente y paciente.