Dr. Juan Carlos Iannicelli
banner
2396 visitas Publicada: 11/27/12

ACROPUSTULOSIS INFANTIL

Un cuadro que se confunde frecuentemente con sarna.

ACROPUSTULOSIS INFANTIL:
La acropustulosis infantil (AI) es un desorden vesicopustular de la infancia, generalmente comienza en el primer año de vida.

Desde un punto de vista clínico la acropustulosis infantil es una dermatosis  poco conocida que afecta a los niños pequeños. Se trata de una afección benigna, que se caracterizan por episodios recurrentes, en ocasiones provocando prurito severo. Clínicamente, se compone de lesiones pruriginosas vesículo-pustulosas característicamente localizadas en las palmas de las manos y las plantas de los pies, el resto del cuerpo esta poco o nada afectado.

      

Se caracteriza por un periodo de erupción intensamente pruriginoso, las lesiones sufren un mejoramiento temporario, y recurren en pocas semanas a meses. Con la edad, la intensidad y la duración de cada episodio se acortan, con mayor intervalo entre los brotes.
La resolución espontanea ocurre entre los 2 y 3 años de edad. El diagnóstico diferencial principal es la sarna.
La causa: la etiopatogenia es desconocida, pero algunos casos de acropustulosis infantil han aparecido luego de episodios de auténtica sarna, lo que podría sugerir una reacción de hipersensibilidad al Sarcoptes scabiei. Por eso algunos autores lo denominan 'síndrome post-escabiotico'.  
La historia clásica de acropustulosis infantil es un bebé de 2-12 meses desarrollando máculas eritematosas o pápulas pruriginosas que progresan a vesículas y pústulas, localizadas fundamentalmente en palmas y plantas, y muy escasas en el resto del cuerpo. Los niños están inquietos, irritables e incómodos, pero por lo demás sanos. Los episodios   de acropustulosis infantil  duran  7-15 días y repiten  a intervalos de  2-4 semanas.
A menudo, los niños han sido tratados empíricamente con medicamentos para escabiosis. La intensidad y la duración de los ataques disminuyen con cada repetición.
Los tratamientos son decepcionantes, aunque algunos refieren buena respuesta a los corticoides topicos. La enfermedad se cura espontáneamente después de unos pocos años.
La infestación por Sarcoptes scabiei (SARNA) frecuentemente precede a la AI, sugeriendo un relacion entre ellas. Las lesiones de la AI pueden no distinguirse de las lesiones vesiculares de la escabiosis en niños, la cual frecuentemente ocurre en las manos y pies.

 

Desde que  aprendimos a reconocerla, hemos diagnosticado varios casos en nuestro consultorio, evitando tratamientos innecesarios.

DIAGNOSTICO:

1- Escasas lesiones en otros sitios del cuerpo, con una distribución acral.
2- Lesiones pustulosas abundantes. En la etapa florida del cuadro.
3- Falta epidemiología familiar para escabiosis.
4- Fallo de tratamientos para escabiosis.
5- No hay evidencia al examen microscópico de escabiosis (dermatólogo).