Dr. Juan Carlos Iannicelli
banner
204 visitas Publicada: 12/27/12

ALERGIA ALIMENTOS E IgE

Como dignosticar alergia a alimentos.

Oral Food Challenges in Children with a Diagnosis of Food Allergy. 

Establecer la necesidad de eliminar un alimento de la dieta, por una presunta alergia alimentaria, dependiendo de la determinación de IgE serica, especialmente en niños atópicos, no es sufciente.
En estas circunstancias, los desafios orales con alimentos en cuestion, en ausencia de anafilaxia, pueden indicarse para confirmar el estado de alergia.
Este estudio coincide con estudios previos.

El uso excesivo y persistente de dietas de eliminación, de alimentos, a pesar de advertencias acerca de esta práctica, es motivo de preocupación. La rápida disponibilidad de los test para identificar alergias, suma a la posibilidad de mala interpretación de los resultados. Los autores creen que esto se debe, en parte al aumento de la oferta de pruebas para alergias a los alimentos, en concordancia con la falta de distinción entre la sensibilización IgE y la hipersensibilidad  sintomática  o alergia clínica.
El sobrediagnóstico de alergia a los alimentos debido a la mala interpretación de los resultados de la prueba, no es exclusiva de la población de niños con Dermatitis Atopica; las exactitudes predictivas positivas de Prick skin test son, <50%;  en comparación con los trabajos doble ciego, control/placebo, con desafio  oral a los alimentos cuestionados, lo mismo sucede con inmunoensayos de suero, los que generalmente se consideran menos sensibles que los Prick skin test.
Lamentablemente, en ocasiones se encuentran niños con retraso en su crecimiento, debido a una severa restricción dietética, basada únicamente en las pruebas de inmunoensayo in vitro.


Muchos de los niños en este estudio tuvieron una dieta excesivamente restrictiva que excluye los alimentos que nunca habían consumido, o alimentos que alguna vez toleraron, sin una reacción conocida, basado principalmente en los resultados de inmunoanálisis in vitro.
El desafío alimentario oral, demostró que la mayoría de los alimentos estaban siendo innecesariamente eliminados de la dieta,  complicando el manejo de estos casos complejos.
Los niños con dermatitis atópica moderada, tienen al menos un 33% de riesgo de tener un alimento como desencadenante de su eczema, lo cual no categoriza como una alergia alimentaria, un control apropiado de su enfermedad de piel antes de evaluar el papel de la alergia alimentaria, es fundamental en estos niños. Una vez que los síntomas de la Dermatitis Atopica estan controlados adecuadamente, entonces el Prick skin test pueden evaluarse adecuadamente, y el desafio oral con los alimentos cuestionados, se pueden realizar en forma confiable,  por personal capacitado,  y cuando esté médicamente indicado.

Basado en los resultados del desafío con alimentos, los alérgenos alimentarios más comunes en los Estados Unidos, que representan la gran mayoría de las alergias verdaderas a los alimentos, en la población de pacientes estudiada son: leche, huevo, maní, soja, trigo, nueces y mariscos.
Los resultados de este estudio, demuestran que una acción centrada principalmente en test serologicos IgE, a alimentos especificos para determinar la necesidad de eliminar un alimento de la dieta, especialmente en aquellos con dermatitis atópica, no es suficiente.